« volver

La crónica del TAV’17

Colegio Reial Monestir de Santa Isabel. 10 de la mañana. Maletas, nervios, tres autocares, 157 atletas, una veintena de responsables y un objetivo… la Copa Amistad. Llegamos a Valencia y ya se oyen los primeros cánticos, los que se estrenan en este evento ya empiezan a ver de qué va. La primera imagen pone los pelos de punta, desde la pista de atletismo; por donde se desfila, se pueden ver a los 1500 participantes repartidos por delegaciones en las gradas. Cada uno corea el nombre de su colegio. Justo en ese momento empieza la primera competición, todas las delegaciones luchan por ser las más oídas.

Con una mascletà se da por inaugurada la competición, se avecinan tres días de fútbol, vóley, baloncesto, atletismo, natación, pádel y ajedrez. Al final del primer día de competición ya hay gente sin voz, lo hemos dado todo animando al colegio. No para de escucharse ese “Santa Isabel alé, Santa Isabel alé…”. No pararemos de cantarlo hasta que acabe el torneo, incluso se oirá en el autobús de vuelta.

Segundo día y está claro, estamos motivados. En fútbol y vóley estamos cumpliendo y en atletismo nos salimos gracias a la preparación de Xavi y Clara, los entrenamientos de los RMSI runners de la Cabra Montesa y el talento de nuestros atletas. También nos llevamos muy buenos resultados en natación, la mano de Jorge se nota. En baloncesto, pádel y ajedrez no hemos conseguido grandes resultados, pero hemos competido con creces. Todo el mundo está disfrutando.

Llega el sábado y confirmamos nuestro buen papel en atletismo y natación, nos hemos salido. La desilusión de nuestros alevines tras perder en semifinales hace que nos vengamos arriba. Los juveniles se quedan a las puertas de la final, firmando una actuación como la del mismísimo Leicester. En el vóley las de juveniles de 1º de Bachillerato se proclaman campeonas. No paramos de animar.

Solo nos queda la Copa Amistad, nuestro principal objetivo. Es sábado por la noche y a las 00h sabremos quién se la lleva. Durante la cena y la fiesta previas a la entrega del trofeo nuestras sudaderas triunfan, todo el mundo quiere cambiarla con nosotros. Finalmente llega la hora y sabremos quién se lleva la copa a casa. Los nervios son más que notables, puede ser la primera vez que la ganemos. El Padre Salor LC, responsable de los Colegios RC, coge el micrófono y entrega la Copa de la Amistad al Cumbres School de Valencia. La derrota no la esperábamos, pero la aceptamos con deportividad. Sacando a relucir los valores que nos ha enseñado el Colegio.

Queremos quedarnos más días. Volvemos a Barcelona recordando los mejores momentos y con un nuevo objetivo en mente, Sevilla 2019. Quedan 730 días para llevarnos la Copa Amistad. ¡Santa Isabel alé!

 

Miguel Torras

Exalumno y entrenador de RMSI Sports